Desde Bosch Car Service Calonge Motor, os describimos las cuatro normas que debéis seguir para mantener vuestro vehículo en buen estado y no llevarse imprevistos a la hora de salir de viaje o como mantenimiento diario.

Para evitar posibles problemas y con tan solo unos minutos podríamos evitarlo. Por lo tanto….

  • Revisar los líquidos, obteniendo los niveles adecuados

Se deben revisar los niveles del aceite y comprobar que estén óptimos para que entre muchos de los problemas que pudiera ocasionarse, no hacer que los cilindros trabajen más de la cuenta. Revisar el anticongelante para salvaguardar en óptimas condiciones el motor, los limpiaparabrisas para optimizar la visibilidad a la hora de conducir y por supuesto y primordial, revisar el líquido de frenos con lo que evitaríamos unos excesos de presión en la frenada.

En caso de tener el nivel de freno por debajo de lo indicado, podemos rellenarlo, aunque te recomendamos que lo revises todos los días para ver si el nivel hubiera bajado nuevamente, lo que significaría que tendrías una fuga. Si es asi te recomendamos llevarlo al taller para una revisión.

  • Tener las luces, en perfecto estado

Antes de viajar o simplemente coger el coche a diario deberíamos comprobar el estado de las luces del coche, como son las de freno, las de posición, las de cruce, las largas y las anti nieblas. Si vemos que algunas de las luces descritas pudieran tener un mal funcionamiento, deberías acudir a tu taller de confianza y cámbiala, ya que podrías tener un accidente sino te ven o no ves.

  • El Cinturón de seguridad, revisión de los anclajes

Antes de comenzar un trayecto y en tan solo unos segundo puede realizar una revisión de todos los anclajes de los cinturones de seguridad,  comprobando así, no sólo que el cinturón se acopla y funciona correctamente. También observar que una vez que lo soltamos vuelve a su posición de recogida. No debemos olvidar sustituirlo en caso de rotura, desgarre o si hemos sufrido algún accidente en el que se pudiera ver afectado el cinturón de seguridad.

  • La presión de los neumáticos, debe ser inspeccionada habitualmente

Si solemos coger el coche con frecuencia deberíamos aprovechar las paradas en las estaciones de servicio o gasolineras para revisar  la presión de los neumático, que os recomendamos se haga cada siete días. Siguiendo las indicaciones del fabricante podemos saber cuál es la mejor presión si llevamos el coche con carga o sin ella.

Además a la hora de llenar las ruedas podemos examinar las gomas para ver si están dañadas o gastadas, en esta última opción debemos observar que la profundidad del dibujo tiene como mínimo 1,6 mm, aunque lo aconsejable es no bajar de los 2mm.

Con estos consejos evitaremos ahorro de combustible y seguridad para ti y tus ocupantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*