En el reglamento general de vehículos es obligatorio llevar en el coche el chaleco reflectante, los triángulos homologados de señalización y la rueda de repuesto.

Pues bien, en caso de no llevar dichos accesorios obligatorios nos puede acarrear multas de 200 euros, como por ejemplo el no llevar los triángulos homologados de preseñalización de peligro.

Estos triángulos, deben ser colocados uno delante y otro en la parte posterior del vehículo, con una distancia de 50 metros respecto al vehículo en caso de avería o por algún motivo de emergencia. En caso de que la calzada sea de dos o más carriles sólo se tendrá que colocar un triángulo por detrás del vehículo y de sentido único para advertir a los conductores que se acerquen. También llevar un chaleco reflectante de alta visibilidad homologado que debes colocarte antes de bajar del vehículo y disponerte a poner los triángulos o salir del vehículo por alguna situación de emergencia. En caso de no llevarlo podrías ser multado con 200 euros o lo que es peor, podrías provocar un accidente o ser atropellado sino esta visible para el resto de vehículos. Por este caso, siempre es recomendable llevar más de un chaleco para que los pasajeros también puedan salir del vehículo.  En el caso de que tu vehículo no lleve rueda de repuesto, este puede ser sustituido por un kit antipinchazos o un sistema similar, si no fuera así, podrías recibir una multa de 200 euros.

Ya no es obligatorio llevar un juego de lámparas de repuesto ni las herramientas necesarias para su cambio desde el año 2010 ya que los dispositivos que incluyen ahora los vehículos modernos solo se pueden manipular en el taller profesional. En caso de que vivas en lugares de nieve y llegada la época invernal es recomendable tener un rascador para quitar el hielo de los cristales o un spray anticongelante para el parabrisas y cadenas para los neumáticos y unos guantes para poder trabajar a la intemperie.

Aunque no es obligatorio, pero si es aconsejable el disponer de un pequeño botiquín de primeros auxilios, un pequeño extintor, unas pinzas de arranque por si se descarga la batería y un cargador para el móvil, que nos pueda sacar de algún apuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*