Desde Bosch Car Service Calonge Motor, nos sumamos a la importancia que tiene seguir el principio básico de “Ver y ser visto” para contribuir a la seguridad vial.

Tras un estudio realizado, han comprobado el aumento de motos rechazadas en las ITV por defectos graves de iluminación y señalización, seguidos de los de ejes, ruedas, neumáticos y suspensión.

Es importante garantizar la seguridad tanto del motorista como de los peatones para no provocar accidentes al no ver o ser vistos y para ello debemos revisar al menos el sistema de iluminación, el nivel de los neumáticos y el sistema de frenos de nuestras motos. De este modo, podemos evitar dichos accidentes y ahorrar en posibles averias por no realizar un correcto mantenimiento.

Debemos ser conscientes que en un accidente el parabrisas es el motorista por lo que este aumento en los defectos detectados en las ITV pueden ayudar a mejorar el estado de nuestra moto, aunque algunos piensen a la hora de no pasar la ITV que es un saca dinero.

Además es destacable el hecho de muchas de los ciclomotores inspeccionados fueron rechazados por superar la velocidad máxima de los velocímetros con los que fueron homologados, y otras tantas fueron rechazadas por superar las emisiones sonoras muy por encima de los valores permitidos.

Así que, desde Bosch Car Service Calonge Motor, os aconsejamos de antes de acudir a vuestra cita de ITV, os paséis por vuestro taller de confianza y hacerle una revisión básica para evitar sorpresas en dicha inspección técnica y tener que volver en otra ocasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*