Estamos seguros que ha notado que ha llegado el frio y con ello, en muchas partes de España la nieve, el hielo o por causas del roció unidas a las bajas temperaturas las carreteras deslizantes.

Todos los factores ambientales que hemos descrito pueden son elementos de riesgo para la conducción, pudiendo provocar que el conductor pierda el control del vehículo, que pierda adherencia el vehículo y con ello el deslizamiento sin control. Para evitar los riesgos de sufrir un accidente, el RACE nos pide que antes de salir de viaje, revisemos tanto la puesta a punto del vehículo, que nos informemos del estado de las carreteras para no encontrarnos con carreteras cortadas o retenciones y respetar los avisos y señales que vayamos encontrando por el camino.

Para resistir el frío hay una serie de reglas básicas como son:

  • Comprobar los niveles de líquidos, con especial atención al anticongelante.
  • Revisar el sistema de frenos, dirección y batería
  • Revisar el dibujo de los neumáticos.
  • Revisar el estado y barrido de las escobillas.
  • Triángulo de emergencia, chaleco reflectante, gato, …

En ocasiones, si nuestros destinos son estaciones de nieve, es recomendable llevar una manta ante la posibilidad de quedar retenido por nieve.

Otros consejos que nos recomiendan para mejorar la seguridad es la de programar el viaje antes de salir, de este modo si nos encontramos con imprevistos tener un trayecto alternativo. Colocar la carga de forma correcta para evitar que salga despedida en caso de frenazo o impacto, poniendo especial atención a los esquíes.

Es importante tener en cuenta que si se aparca en una zona con riesgo de heladas, se pueden congelar las pastillas de freno, por lo tanto antes de emprender la marcha debemos comprobar la eficacia de los frenos. Y fundamental y que en muchas ocasiones no hemos tenido en cuenta es el disponer siempre de combustible suficiente.

Y por último para evitar que derrapen las ruedas por el hielo, debemos empezar la marcha despacio y con la segunda marcha, levantando el pie del embrague lentamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*