Cuanta veces mientras repostamos en la gasolinera pensamos cual será la diferencia entre los carburantes diésel normal y la Premium y si realmente merece la pena pagar esa diferencia que hay entre estos dos tipos de carburantes. Pues bien, los gasóleos mejorados como son en este caso el Premium tienen un mayor número de cetano, es decir, que están alimentados con aditivos anticorrosión y que a diferencia de los diésel normales, que resultan más nocivos para la naturaleza y su combustión semi-perfecta ensucia más el motor con restos de óxidos. Pero ¿cuál resulta más recomendable repasando en los resultados?

Un estudio nos revela las ventajas e inconvenientes más importantes entre el gasóleo normal y el diésel plus.

En el caso del gasóleo nomal, los contras que podemos observar  y obviando que no es un mal carburante pero resulta más abrasivo, contaminante, sucio y desaconsejado para los inyectores del motor y la mecánica en términos generales. Además deja más sedimentos y posos en las placas donde circula, ya que la disolución es más densa y viscosa, complicando la vaporización de la mezcla aire-gasoil. Por lo tanto podemos decir que con el diésel normal se reduce la calidad y el rendimiento del motor, afectando la vida útil de éste.

Pero no solo son contras, que también tiene ventajas como es el precio por litros comparándolo con el “diésel plus”. Las diferencias que nos podemos encontrar a corto y medio plazo no son demasiado significativas por lo que no a todos los motores tiene que afectarle por igual, es decir, cuanto mejor sea la gestión electrónica, menos afectara a la salud del motor, esto quiere decir que no le afectará a un vehículo de alta gama como a uno de baja-media gama por los motores que llevan.

En el caso del gasóleo diésel plus, solo podemos decir que las diferencias que al final parece que se mira es el coste por ser más elevado con el normal. Siendo las ventajas mucho más beneficiosas para nuestros motores al estar dotado de aditivos antiespumantes, antioxidantes y desactivadores de metales, creando una solución más depurada y pura que el diésel normal, y esto provoca que se reduzca en mayor medida la formación de residuos metálicos y partículas de polvo.

Gracias a ello se consigue que el sistema de inyección se mantenga limpio por más tiempo, reduciendo la formación de sedimentos en el motor. Resumiendo, el diésel plus tiene una mejor combustión, un menor consumo y un mantenimiento más duradero.

Y concluyendo, podemos decir que bien es cierto que el gasóleo plus o “premium” es sin duda el más apropiado para nuestro vehículo, ya que, lo que pagas de más en carburante, lo amortizas otorgando de más vida al motor. No obstante, el diésel normal y viendo las diferencias encontradas no crea suficientes problemas a medio plazo como para pagar más si se viaja demasiado.

Así que en vuestra mano esta elegir el más adecuado, aunque os aconsejamos que si la diferencia no es muy abultada, repostéis diésel plus cada cierto tiempo para limpiar un poco el motor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*