En esta ocasión, hablaremos del alternador, piezas clave del motor de nuestro coche.

Esta pieza es la encarga de convertir la energía mecánica del motor en energía para sus sistemas eléctricos. Por lo que si dicha pieza no funciona correctamente provocará que la batería no se recargue, que nuestro vehículo no arranque y muchos de sus sistemas fundamentales para el buen funcionamiento, como pueden ser la iluminación o la climatización, no funcionarán. Y en los tiempos que se mueven los coches con la aparición de los coches eléctricos, es fundamental el alternador.

Los síntomas de que el alternador de tu coche está fallando o está averiado, es que se encienda un testigo en el cuadro de instrumentos. Este testigo puede ser de color y tener la forma de una batería con los signos más y menos, pudiendo variar según el modelo de coche. Este primer aviso puede ser intermitente, y aparecer al poco tiempo de arrancar el coche o activamos sistemas del coche que consumen mucha energía, como las luces o los limpiaparabrisas.

Cuando un alternador no funciona correctamente, no genera el voltaje o la intensidad de corriente adecuado para alimentar los sistemas eléctricos del coche, pudiendo actuar parcialmente, o más lento.

Otro síntoma que nos avisa de que algo va mal es el funcionamiento de los elevalunas eléctricos y su lenta funcionabilidad o si observamos por la noche que la intensidad de la iluminación de los faros no es la habitual. Por lo tanto, estos tipos de fallos y otros más esporádicos pueden ser causados por un alternador en mal estado.

De igual forma, otra señal de que el alternador no está en buen estado si emite chirridos, causados por una correa de accesorios desgastada o poco tensa.

Para detectar un alternador en mal estado, la forma de evaluación más sencilla es utilizando voltímetro, que nos indica el voltaje de la batería, directamente conectada al alternador.

Con el motor apagado, la carga de la batería debería ser superior a los 12 voltios, y con el motor encendido debería superar los 13,5 o 14 v, dependiendo del coche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*