movalt_vehiculos_b1

Buenas noticias para los propietarios de coches eléctricos, ya que a partir del martes 23 de enero, según publica el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) en su página web, informan del sistema telemático de gestión de las ayudas a la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos, que se encuentra dentro del Plan Movalt Infraestructuras y que cuenta con una dotación presupuestaria de 15 millones de euros.

El Plan Movalt, que contaba con un presupuesto total de 50 millones de euros, recogía una partida de 20 millones de euros para impulsar la adquisición de vehículos de energías alternativas, que se agotó en 24 horas. También incluye ayudas de 15 millones para la implantación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos y 15 millones de euros adicionales para apoyar iniciativas de I+D+i vinculadas a la movilidad eficiente y sostenible.

A partir del 23 de enero se podrán solicitar las subvenciones a la puesta en marcha de postes de recarga para vehículos eléctricos, que están dirigidas a la obra civil, al cableado y a la instalación desde el cuadro eléctrico final del que deriva el circuito hasta el punto de conexión del vehículo.

No es subvencionable la instalación de contadores inteligentes, que tendrán que ser suministrados por parte de las entidades eléctricas a los consumidores y que viene siendo generalmente bajo el régimen de alquiler.

Estas ayudas, bajo la modalidad de entrega dineraria, contemplarán una cuantía equivalente al 60% de la inversión elegible (impuestos no incluidos) para las entidades públicas que no desarrollen actividades comerciales y de pequeñas y medianas empresas y de un 40% de la inversión elegible (impuestos no incluidos) para el resto de empresas.

Desde el IDAE resaltan que estas ayudas serán incompatibles con cualquier otra de la Administración General del Estado, comunidades autónomas o entidades locales para la misma finalidad, así como con otras subvenciones a través de programas de la Unión Europea (UE).

Así, se entregarán ayudas a la puesta en marcha de puntos de recarga convencionales, con entre 7 y 15 kilovatios, así como de carga semirrápida, de entre 15 y 40 kilovatios, de carga rápida, de entre 40 y 100 kilovatios, y ultra rápida, de más de 100 kilovatios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*