La automoción: un sector clave en la economía española y en la movilidad sostenible.

El sector de la automoción juega un papel estratégico en la economía española, con un efecto tractor por su peso en el PIB nacional y el empleo directo e indirecto y su aportación en la balanza comercial y en la inversión en innovación que se refleja en una constante mejora de nuestra competitividad. Representa hasta el 10% del PIB y el 19% del total de las exportaciones españolas. Emplea 650.000 personas de manera directa y casi 2 millones de puestos de trabajo en total están ligados al sector.

La cadena de valor de la automoción es una de las actividades económicas industriales ycomerciales más afectadas por la actual crisis sanitaria del coronavirus. A los cortes de las cadenas de suministro mundiales en un sector que exporta el 80% de la producción, se han unido las intensas caídas de la demanda en nuestros mercados de exportación ante las medidas de restricción de la movilidad. Todo ello ha generado una gran incertidumbre en el mercado de automoción nacional, europeo e internacional.

La industria de la automoción es estratégica y es un sector con efecto tractor a lo largo de toda la cadena de valor, desde la fabricación de componentes de vehículo o de bienes de equipo para la infraestructura de recarga de vehículo eléctrico, hasta la fabricación de vehículos completos o el ámbito de la logística, este último con sinergias importantes con otros sectores de la economía. En concreto, se trata del tercer sector industrial de España, tras alimentación y química, y el primer sector exportador, con un claro efecto tractor en otras industrias como la del refino, siderurgia y bienes de equipo.

En concreto, en el ámbito de la electromovilidad, España cuenta ya con una importante cadena de valor industrial para las infraestructuras de recarga, ligada a los sectores de bienes de equipo y la electrónica de potencia, con una aportación de fabricación nacional de entre el 70 y el 90%. En cuanto a la fabricación de vehículos eléctricos, pese a representar todavía un porcentaje pequeño de la producción, nuestro país dispone de ecosistemas de fabricación relevantes en determinados segmentos como los autobuses, o las motocicletas, un sector en el que en los últimos años se han desarrollado y crecido exponencialmente varias empresas españolas. En el sector de los turismos se continúa consolidando, con al menos 5 modelos actualmente en fabricación y otra docena adjudicada y prevista para los próximos años, todo lo cual permitiría aumentar rápidamente el peso de estos vehículos limpios en el parque nacional. España cuenta con 20 de las 300 entidades que integran la Alianza Europea por las Bateríasy la plataforma tecnológica europea de las baterías, Batteries Europe (impulso a la cadena de valor y a la puesta en marcha de nuevas plantas de celdas y packs).

INFORME COMPLETO: 15062020_PlanAutomocion2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*