Ralladuras, óxido y problemas en la pintura del coche

La pintura de un vehículo es uno de los elementos que más se estropea a lo largo de su vida útil. Los inconvenientes de la pintura en el coche, como son las ralladuras, rozaduras y desconchones, aparte de ser un problema estético pueden dar origen a la aparición de óxido.

Los propietario no suelen ir dejando esas imperfecciones en la chapa pero la realidad es que esos pequeños desperfectos en la pintura del coche pueden salirnos caros en el futuro.

Estas son las razones por las que no debes dejar pasar tiempo para repararlos:

  • Aparición de la corrosión: esos “minúsculos” golpes en la pintura del coche exponen la chapa al óxido y, por consiguiente la corrosión. El óxido termina comiendo la chapa llegando a hacer agujeros en la misma. Su arreglo posterior puede ser además de complejo, muy costoso a nivel de presupuesto.
  • La reparación será más cara: A medida que la superficie dañada aumente de tamaño la reparación será mayor.

Evitando la corrosión en la carrocería del coche

Una carrocería en perfecto estado refleja que somos cuidadosos y, en segundo lugar, porque hacerlo mejora el valor de mercado del coche.

No obstante, los factores externos, la intemperie y las inclemencias del tiempo nos lo ponen difícil. A continuación te diremos cómo evitar sufrir corrosión, arañazos y golpes:

  • El coche mejor en garaje. El frío, las heladas, la humedad… todo va deteriorando la pintura metalizada y poco a poco vemos cómo el coche pierde luminosidad, le salen burbujas, se decolora…
  • Si no tenemos la suerte de tener cochera, hemos de buscar parkings exteriores donde veamos que no nos van a dar muchos golpes.
  • Si se vive cerca del mar o usas tu coche regularmente en la playa, verifica que no queden restos de arena dentro del coche o en los bajos. Asimismo, limpia el salitre con regularidad.
  • Lava el coche con regularidad. Usa productos adecuados para la carrocería, evita los líquidos abrasivos y los experimentos que puedan dañarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*