Seguro que más de una vez has sabido de alguien que se ha equivocado al repostar su coche diésel con gasolina y viceversa. No es nada raro ya que, según el RACE, en España cada año más de 72.700 conductores se equivocan al echar el combustible de su vehículo. La buena noticia es que ahora es más difícil equivocarse que antes debido a que las anchuras de las bocas son distintas: el boquerel de una manguera diésel es más ancho que el de una manguera de gasolina, por lo que es físicamente imposible equivocarse si quieres echar gasóleo a un coche nuevo que funciona con gasolina. En el caso contrario, el error se produce con más frecuencia.

En el caso de un vehículo diésel repostado con gasolina hay dos opciones. La primera: “si nos damos cuenta de inmediato, y dado que la densidad de la gasolina es menor que la del gasóleo en el diésel y por tanto se quedará en reposo en la parte superior del depósito, lo mejor es proceder a vaciar el depósito y volver a llenar con diésel hasta el máximo. De este modo no se esperan daños”. En la segunda opción, “si nos damos cuenta porque al circular e inyectar gasolina en el motor la combustión es anormal, el vehículo dará tirones y hará ruidos raros, por lo que debemos parar y proceder del modo anterior. En este caso es posible que, dado que el poder lubricante de la gasolina es mucho menor que el del gasóleo, algún sistema haya sufrido un ligero desgaste (la bomba de inyección, los inyectores…). En todo caso, si no se ha rodado mucho, no habrá daños”. Ahora bien, hemos repostado con gasóleo un vehículo de gasolina, “si sucede esto es fruto de una negligencia grave ya que la boca del depósito de gasolina es de diámetro menor al de la boquilla de la manguera de gasóleo”. Pero si esto pasa, “el vehículo se va a parar ya que el gasóleo no se evapora y no es capaz de arder con la chispa de la bujía. Como el gasóleo pesa más, entrará en el circuito de alimentación mezclado, dará tirones y se parará. En este caso hay que vaciar y limpiar todo el circuito, desmontando los componentes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*