Debido a este confinamiento que hemos sufrido, cuando podamos empezar a realizar salidas con la posibilidad de coger el coche, nos daremos cuenta que tras dicho periodo de parón el coche habrá sufrido un desgaste en los neumáticos, los niveles líquidos o los filtros del climatizador y sobre todo la batería. Por lo que te informamos de las necesidades para tu coche tras el coronavirus.

Como siempre os hacemos saber en este tipo de casos, no es lo mismo que tengas estacionado tu vehículo en la calle, en un garaje comunitario o en una vivienda unifamiliar y por ello tendrás que observar algunas pautas antes de poder conducir.

Es posible que tras el periodo de confinamiento la batería de tu coche pudiera haberse descargado. Este caso es poco probable si dicho vehículo cuenta con una batería es nueva. Aunque si no estaba en buen estado, sí que es posible que no arranque y necesites una recarga.

Si vives en una vivienda unifamiliar o tú vehículo se encuentra en un garaje podrías poner en marcha el coche sin necesidad de moverlo, aunque os aconsejamos en la medida de lo posible que antes abráis la puerta del recinto para evitar intoxicarte con el humo del escape. Esta operación puedes hacerlo, al menos una vez cada 15 días para evitar que se descargue. Si el coche es antiguo, os aconsejamos que desconectéis los bornes para que no se descargue, pero no se aconseja hacerlo en un coche moderno porque pueden desconfigurarse algunos de los sistemas electrónicos con los que está equipado.

El siguiente problema con el que nos podemos encontrar es el estado de los neumáticos. Los neumáticos en parado se desinflan. No olvides revisarlos antes de coger el coche. Y acude, a la gasolinera más próxima a comprobar que tienen la presión correcta.

Dichos neumáticos también pueden deteriorase por estar siempre con el mismo punto en contacto con el suelo. En la medida de lo posible, os recomendamos que mováis el coche un poco, vale con unos centímetros para que no sea siempre la misma superficie la que cargue con todo el peso.

Los líquidos son otra de las cosas que pueden tener perdida con el tiempo de estacionamiento, debido a su posible evaporación o simplemente caer si el circuito tiene alguna pequeña fuga. Por lo que al igual que las indicaciones que os hemos dado anteriormente, debéis de realizar un pequeño chequeo al nivel de aceite, del refrigerante, líquido del limpiaparabrisas y líquido de frenos.

Si en estos días tenias que haber pasado la ITV, os hacemos saber que la DGT ha prorrogado el tiempo para hacerlo. Con lo cual, cuando vuelvas a conducir tu coche podrás hacerlo sin miedo a multas al principio. Esto mismo es válido para la renovación del carné de conducir. No habrá sanciones si lo renuevas hasta 60 días después de la fecha de caducidad que figura en el carné.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*