En ocasiones muchas personas suelen comprar un coche nuevo o de segunda mano en función del presupuesto con el que cuentan y aunque es uno de los criterios a tener en cuenta, no es el único.

Aunque no existe una respuesta única a la pregunta de si es mejor comprar un coche nuevo o de segunda mano, sí podemos seguir unos pasos para determinar cuál de las dos opciones se adapta mejor a nosotros.

Estos son algunos de los criterios que debemos utilizar para decidirnos:

  • La frecuencia con la que cambiamos de coche. Si lo hacemos cada poco tiempo, un coche de segunda mano puede ser mejor opción. Por contra, si queremos que el coche nos dure, nuevo puede ser mejor.
  • El tipo de coche. Algunos modelos tienen un precio muy bajo en el mercado de segunda mano, y otros muy alto. En este artículo aprenderás a diferenciarlos.
  • La demanda concreta del coche que buscamos. Si buscas un coche “pequeño, diésel y con pocos kilómetros” estás buscando lo mismo que todo el mundo, por tanto pagarás mucho más.
  • La flexibilidad que tengamos. ¿Buscamos un modelo concreto o somos flexibles?
  • El presupuesto del que dispongamos ahora y nuestra capacidad de financiación

En qué casos suele ser mejor comprar un coche nuevo

  • Cuando es un modelo que acaba de salir al mercado. Como hay pocas unidades de segunda mano, éstas serán caras y la diferencia no compensa.
  • Cuando pensamos quedarnos el coche durante mucho tiempo. El poder cuidar nuestro coche desde el principio nos compensará la diferencia a lo largo de los años.
  • Cuando es un modelo concreto, o un tipo de coche (ej. coche pequeño, diésel y con pocos km) que busca todo el mundo. Si hay más demanda que oferta, los precios serán relativamente caros y compensará comprarlo nuevo.
  • Cuando es un modelo concreto que tiene una buena oferta y tendrá una buena reventa cuando lo queramos vender. Por ejemplo, un coche que ha salido hace dos años y que ahora tiene una promoción importante. Si tiene mucha demanda de segunda mano, lo compramos nuevo y hacemos pocos km con él, lo que perderemos al venderlo en unos años será poco (siempre en términos relativos)

En qué casos suele ser mejor comprar un coche de segunda mano

  • Cuando es un modelo que muy poca gente busca. Por ejemplo, una berlina muy grande con motor muy potente, pero que ha pasado “de moda”. De segunda mano el precio será muy bajo.
  • Cuando es el coche de una persona conocida, sabemos que está bien cuidado y que el precio es adecuado.
  • Cuando el precio de segunda mano respecto a nuevo ha caído mucho y compensa el “riesgo” y el desgaste del coche.
  • Cuando el coste de financiar el coche haga que la diferencia entre nuevo y segunda mano se decante por poder pagarlo sin financiar.

Si una vez estudiadas las posibilidades elijes comprar un coche de segunda mano puedes visitarnos y ver la gama de coches que tenemos para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*